Archivo de la categoría: BODEGA

Bolo 2012 (DO Valdeorras)

Vino: Bolo 2012
Bodega: Rafael Palacios
D.O.: Valdeorras
Variedad: Godello
Graduación: 13% Vol.
Precio: 7,95€

Hoy presentamos un vino elaborado en Galicia (DO Valdeorras) por Rafael Palacios, el más joven de la ilustre familia viticultora Palacios Remondo. Este vino, 100% godello, una variedad de uva autóctona, es un buen ejemplo de la nueva ola de vinos blancos atlánticos complejos y con proyección.
El elaborador de este vino, Rafael Palacios, después de una etapa de formación en Francia y Australia, se estableció en la Rioja para producir vinos blancos refinados (es el responsable del Plàcet -a base de uva viura-, uno de los blancos de referencia de la DOC Rioja). En 2004, emprende su propio camino en Galicia comprando viñedos viejos de godello, situados en el margen derecho del río Bibei (DO Valdeorras), a una altura entre 600 – 700 metros sobre el nivel del mar. La orografía de esta subzona es extrema y los suelos, arenosos, originados por la degradación natural de rocas de granito, son poco fértiles, ácidos y erosionables. Por sus características, estos terrenos fueron abandonados progresivamente. Con esta nueva tendencia de recuperar variedades autóctonas y sistemas de trabajo tradicionales, viticultores como Palacios se han instalado en la zona recientemente. Su bodega cuenta con 26 parcelas de vid, con casi 22 hectáreas plantadas principalmente con la variedad godello.
Esta variedad de uva blanca es la que tiene el mayor potencial aromático de la península ibérica, presenta una excelente relación alcohol-acidez y envejece en botella en muy buenas condiciones más de 10 años. No obstante, el cultivo de godello es especialmente complicado debido a su sensibilidad a las oscilaciones hídricas, térmicas y a su dificultad para madurar. Esta delicadeza en grado extremo ha hecho que nunca haya sido una variedad muy apreciada por los viticultores y ha sido escasamente cultivada en cepas aisladas, utilizadas únicamente para aportar riqueza alcohólica y aromas a otras variedades.
Bolo (2012) está elaborado con godello de viñedos propios y también de uva procedente de viticultores asociados a la bodega, todos instalados en el municipio de O Bolo (provincia de Orense). Los viñedos tienen una edad que oscila los 9 y los 17 años. La vendimia se realizó, según tramo de parcela y orientación, entre el 14 de septiembre y el 8 de octubre de 2012. El mosto ha fermentado en depósito de acero inoxidable y tiene una crianza 3 meses. La producción de esta cosecha es de 68.500 botellas.

IMG_8992

Bolo 2012 (DO Valdeorras), 100% godello firmado por Rafael Palacios

NOTA DE CATA
Vista: Color amarillo paja, pálido y con reflejos verdosos. Un poco deslustrado. Viscoso.
Olor: En nariz, destacan los frutos cítricos sobremadurados, la hierba y el pomelo. Aroma final que recuerda a la crema quemada y a la canela.
Sabor: Confirmamos en el paladar la viscosidad que percibimos a simple vista. Su textura es suave, balsámica y con un punto graso. Efímero pero envolvente y alcohólico. Recuerda a la fruta blanca y al hinojo y tiene un toque mineral, muy propio de los vinos atlánticos. Final de nata o lácticos y crema quemada.

Anuncios
Etiquetado , , , , , ,

Literatura y vinos: Sergi Pàmies en Alella

El pasado jueves las Bodegas Alta Alella organizaron una velada de vinos y literatura para presentar el último libro del autor Sergi Pàmies (París, 1960), “Cançons d’amor i de pluja” (“Canciones de amor y de lluvia” – Quaderns Crema). El acto, presentado por la periodista Montse Serra e introducido por el co-propietario de la bodega, Josep Mª Pujol Busquets, contó con la presencia de Pàmies y fue un auténtico maridaje entre los vinos de Alella y el realismo costumbrista de este autor. Según Busquets, veladas como la del jueves, enmarcada en el ciclo “Literatura amb els cinc sentits”, evocan los simposium, donde los griegos se reunían, bebían vino y discutían animadamente sobre sus preocupaciones. “El propósito es poder hablar del vino de una forma desacomplejada, como Sergi Pàmies habla de fútbol en sus artículos”, comenta Busquets. En este sentido, Sergi Pàmies criticó la nueva retórica que se ha creado alrededor de los vinos y reivindicó un lenguaje más cercano y menos pedante que, en vez de acomplejar a los posibles consumidores, los ayude a comprender la esencia de cada vino. Para Pàmies, el vino acaba siendo como la literatura, pierde su sentido si se concibe o se presenta sin tener en cuenta que tiene que ser consumida.

Alta Alella Laietà Rosé sobre el último libro de cuentos de Sergi Pàmies

Alta Alella Laietà Rosé sobre el último libro de cuentos de Sergi Pàmies

En el acto se sirvieron un cava rosado (Laietà Rosé) y el archiconocido vino dulce de Alta Alella (Dolç Mataró), a medida que Pàmies, ayudado por un aforo conocedor de su literatura, fue desgranando sus historias personales, ligadas a un muy autobiográfico libro de relatos breves.
El formato del cuento es un género en el que, sin duda, Pàmies se siente muy cómodo, porque le permite exponer una idea o un recuerdo y, al instante, generar una sensación o una duda en el lector. Para Pàmies, el cuento es “un trabajo atlético, como una carrera de los 100 metros lisos, donde no hay tiempo ni lugar para titubeos, a diferencia de una novela, donde uno se puede permitir los altibajos. En el cuento lo prioritario es llegar cuanto antes al objetivo”, dice el autor. Por la brevedad del relato y por su estructura a veces poco narrativa, Pàmies equipara estas piezas con canciones, de amor por lo que le evocan los temas que trata (familia y recuerdos personales). También hace un guiño a la idea del teatro romántico por la que cualquier escena de enamoramiento sucedía bajo la lluvia.
Preguntado por los temas que escoge para vertebrar sus relatos, él responde que, como dice Serrat, “coge lo que uno encuentra por la calle”, refiriéndose a que rehuye de los argumentos universales y se nutre de anécdotas, juegos de palabras o de recuerdos de su juventud.
Precisamente, Sergi Pàmies acude a esta cita en Alta Alella en plena madurez literaria y personal, que le sobrevino a los 40, cuando empezó a “recibir a diario en su casa contenedores cargados de responsabilidad”, dice, después de una etapa de obras más frívolas y menos introspectivas. Coincidiendo con la reciente muerte de su padre y, más tarde, la de su madre, ha ido rindiendo cuentas con el legado familiar, por más que a priori quisiera seguir una senda alejada de la huella política de apellidos como López Raimundo o Pàmies (padre y madre respectivamente). Con esta nueva etapa literaria, Pàmies explica que “ha aprendido a aplicar el principio de naturalidad en el lenguaje, ha ido perdiendo maquillaje y prejuicios a medida que ha ido ganando oficio”.
“Cançons d’amor i de pluja” consta de 26 cuentos en los que Pàmies, muy al estilo de sus obras recientes, expone un mosaico de reflexiones personales sobre la familia, sus recuerdos y otras historias. La muerte de su madre, la escritoria Teresa Pàmies, centra la atención de alguno de los relatos, como “Fu Manxú (segundo cuento de “Dos cotxes mal aparcats”). En este relato autobiográfico recupera con algunas variaciones una anécdota de la Guerra Civil en Barcelona que su madre incluyó en “Quan érem capitans” (2000, Edicions Proa) y describe, posteriormente, el ocaso de un personaje “público y dominante”, su madre, que “hacía punto de media como quien respiraba, mientras hablaba de política, de Mourinho o del Oro de Moscú”.

Sergi Pàmies, entre vinos y anécdotas personales

Sergi Pàmies, entre vinos y anécdotas personales

Etiquetado , , , , , ,

Borsao Tres Picos 2011

Vino: Tres Picos 2011
Bodega: Borsao
D.O.: Campo de Borja
Variedad: Garnacha tinta
Graduación: 14,5% Vol.
Precio: 13,50€

Estrenamos la sección de vinos con la cata de una garnacha de la D.O. Campo de Borja, región autodenominada “el imperio de la garnacha”. Esta D.O. está situada al noroeste de la provincia de Zaragoza, entre las montañas del Sistema Ibérico y el Valle del Ebro. Emplazada en pleno Somontamo del Moncayo, se extiende por el Valle del río Huecha y los Llanos de Plasencia. El clima de la comarca es continental, con influencia atlántica invernal, afectada por el viento del noroeste, el Cierzo, frío y seco, y con influencia mediterránea en verano. Los contrastes térmicos, tanto durante el día como en el cambio de estación, son acusados. Los microclimas que se originan en la zona, sumados a los distintos tipos de suelos, dotan a la D.O. de una compleja variedad de garnachas.
Históricamente, esta variedad de uva ha sido despreciada, probablemente por la facilidad con la que se oxida el vino a medida que envejece y por el carácter tosco que la garnacha le confiere. Por otro lado, no permite hacer producciones masivas ya que la calidad del vino disminuye a medida que aumenta el rendimiento de la vid de garnacha. No obstante, hay que tener en cuenta que ha sido la base del renacimiento del Priorat como D.O.Q. y es una de las más valoradas en el sur del Ródano y en todo el Midi francés. Además, no olvidemos que es una auténtica casta vinícola española, puesto que tenemos la mayor superficie plantada de esta variedad en todo el mundo y es la variedad que aporta la carga de fruta roja en el 80% de los grandes vinos del mundo.
Una de las cosas buenas que ha traído el siglo XXI y la modernidad al mundo de la viticultura ha sido la reivindicación de la garnacha como la uva responsable de muchos buenos vinos tintos jóvenes y afrutados. Campo de Borja se erige como una de las D.O.s que abandera esta reivindicación (de hecho, la garnacha es originaria de la zona y se expandió por Europa a la par que el reino de Aragón).
Tres Picos es uno de los monovarietales que las bodegas Borsao producen en Campo de Borja. Los viñedos que producen este vino tienen de 35 a 60 años de edad y se encuentran a unos 600-700 metros de altitud, en la zona alta de la D.O., en las estribaciones del Moncayo, con suelos arcillo-calizos, pedregosos y limosos.
En su elaboración, la uva se ha macerado durante 20-25 días; fermentación del mosto en depósitos de acero inoxidable y crianza de 5 meses en barrica nueva de roble francés.

 

Borsao Tres Picos 2011, una buena garnacha aragonesa

Borsao Tres Picos 2011, una buena garnacha aragonesa

NOTA DE CATA
Vista: Color cereza picota intenso. La capa es densa pero conserva los tonos morados propios de un vino joven que recuerda a los frutos rojos (arándanos y moras).
Olor: En nariz, destacan los frutos rojos, especias (pimienta y vainilla) y torrefactos, con recuerdos de madera nueva.
Sabor: Entrada potente con acidez moderada. Vino estructurado, de cuerpo medio con cierta intensidad. Recuerda a la regaliz y a frutos rojos maduros. Taninos discretos, más bien dulces y jugosos. Cálido y con tostados persistentes en el paladar.

Etiquetado , , ,
Draarianacostacapín

Sexología Clínica

Chiara ideas dulces

Muchas ideas dulces y saladas para tu día especial!

comerJapones.com

Blog sobre cocina, vinos y música

Gastronosfera

Blog sobre cocina, vinos y música

Natalia Penchas

Cocina y fotografía

Directo al Paladar

Blog sobre cocina, vinos y música

El Comidista

Blog sobre cocina, vinos y música

HACIENDO BUENAS MIGAS

Blog sobre cocina, vinos y música